Se viene el primer eclipse lunar del año

Hoy el 10 de enero y se producirá el primer eclipse de la década, en el grado 20° del eje Cáncer/Capricornio. Se trata de un eclipse penumbral de Luna, es decir que no se trata de un eclipse total, que son los más fuertes.

Este fenómeno se produce solamente durante la Luna llena, cuando el astro se encuentra en el apogeo, es decir, está más alejada de la Tierra. Todos los eclipses tienen impacto sobre el campo electromagnético de la tierra y, por lo tanto, pueden ser medidos científicamente; de la misma forma un eclipse puede sentirse, también, el campo magnético de nuestro cuerpo.

Durante el eclipse lunar, el reflejo de la radiación infrarroja se detiene completamente. En Luna llena, y especialmente durante un eclipse lunar, la tensión superficial de los líquidos aumenta. Nuestros cuerpos son en su mayor parte líquido, por lo que aumentará la tensión a causa de efectos bioquímicos en nuestro organismo.

Este primer eclipse del año será uno de esos que “se las trae” ya que activará los tránsitos de dos pesos “pesados” como Saturno y Plutón, próximos a su conjunción partil (exacta) que se producirá el 12 de enero, acompañando un gran desbalance energético que se irá desarrollando durante los primeros meses del 2020 con un gran stellium en Capricornio.

El Eclipse se producirá el 10 de enero a las 19:21 UTC –16:21 de Argentina– a 20° del eje Cáncer-Capricornio; y la conjunción de Saturno con Plutón, se producirá dos días después, el 12 de enero, en el grado 22° de Capricornio.

Este aspecto marca, generalmente, crisis de limitación y contracción, y tiene un carácter opresivo-restrictivo asociado con la finalización de alguna etapa. A menudo ocurre que los problemas económicos aquejan y hay que asumir más responsabilidades.

Este aspecto sincroniza con un período de pruebas y tensiones no sólo a nivel individual sino a nivel colectivo, ya que estuvo presente en momentos dramáticos de la historia de la humanidad, como las guerras mundiales, la crisis del ’30 o la caída de las Torres Gemelas.

Las restricciones de Saturno impuestas a las energías de Plutón pueden resultar peligrosas porque pueden hacer que algo estalle de acuerdo con las circunstancias. Una manera de descargar positivamente esta energía es tratar de producir un cambio de estructura en la vida.

Los efectos positivos de esa conjunción tienen que ver con la participación en logros obtenidos por grandes grupos en las cuales uno es una de las muchas individualidades que trabajan a unísono por un mismo objetivo.

Como en todas las Lunas llenas, durante este eclipse, nuestras reacciones serán más instintivas y viscerales. Los efectos sobre el organismo serán más directo y habrá una mayor tendencia a los trastornos psicosomáticos, por lo que será recomendable que nos ocupemos de relajarnos.

Un eclipse lunar marca finales, el tiempo de conclusión o de culminación de ciertos acontecimientos. Si conseguimos sosegar nuestra mente, nuestro cuerpo estará más flexible, liviano y viceversa.

En los eclipses de Luna hay que recordar que es necesario trabajar sobre nuestras emociones enfocando nuestra conciencia (quien realmente somos) a un “espacio sin mente”, nuestro Yo Interior, nuestra verdadera esencia.

Cuando ocurren estos fenómenos -como en toda crisis de reordenamiento- se presenta la oportunidad de liberarnos de lazos negativos para alinearnos de otro modo al examinar y sondear nuestro interior buscando nuevos caminos y posibilidades. Cuando se puede ser consciente de los procesos internos de nuestra mente, cuerpo y emociones, se pueden dirigir las energías a donde más se necesitan.

¿Cómo impactará a cada signo?

Aries: Recibirán al eclipse con Saturno y Plutón desde un ángulo adverso, lo que les exigirá un máximo de disciplina y responsabilidad para encarar cualquier tipo de tarea. Serán tiempos de esfuerzos que pueden servir para lograr todo lo vinculado a procesos que requieran algún tipo de férrea voluntad, que impliquen un desarrollo lento, como pueden ser investigaciones, estudios de materias técnicas o científicas, construir una casa o escribir un libro.

Tauro: A los taurinos el eclipse les trae un inmenso caudal de energía “a favor”. El planeta del orden y la organización unido al planeta de los cambios estructuran la energía, sobre todo para los nacidos en el último decanato, quienes podrán poner en orden todo aquello que sea necesario. Son tiempos de estabilizar y asegurar las finanzas, reestructurarlas a través de un enfoque serio a fin de favorecer el trabajo hacia un objetivo. Se facilitarán aquellas iniciativas relacionadas con tareas a largo plazo.

Géminis: Estarán movilizados todos aquellos asuntos relacionados con las ganancias en sociedad, los bienes heredados y los recursos compartidos. Los impuestos e incluso alguna pérdida, pueden formar parte de los asuntos que pueden estar agitados por el eclipse. Ordenar la mente y establecer prioridades los ayudará.

Cáncer: El eclipse movilizará el tránsito de Plutón y Saturno que están influyendo a Cáncer desde su opuesto, Capricornio. En especial, los nativos del último decanato atraviesan una profunda transformación a nivel personal. Plutón estará presente en todo proceso de destrucción como antesala de la regeneración y el cambio, para llevarlos luego a un estadio superior. Saturno incorpora la necesidad de ordenar y estructurar determinados ámbitos en la vida. La tensión generada por este contacto puede mostrar la necesidad de efectuar grandes esfuerzos para la consecución de objetivos.

Leo: Los leoninos deberán estar atentos ante malentendidos sobre todo en lo que respecta a lo laboral. También deberán cuidar la dieta durante el tiempo cercano al eclipse, unos días antes y algunos después, ya que estarán susceptibles a las intoxicaciones. Las comidas abundantes y pesadas se harán de difícil asimilación porque las tensiones se ubican ahora en la digestión. La alimentación deberá ser ligera y fresca en este período de, al menos, 48 horas antes y después de producirse el eclipse.

Virgo: Saturno y Plutón les están enviando una energía estructuradora y organizadora desde un ángulo afín. Es tiempo de estabilizar y asegurar finanzas, de reestructurarlas a través de un enfoque serio a fin de facilitar el trabajo hacia un objetivo definido. Momento propicio para aquellas iniciativas relacionadas con tareas a largo plazo.

Libra: El eclipse puede traer a la luz conductas rígidas de parte de estos nativos, pero también les puede indicar que se concienticen de sus propias limitaciones. Aquí Saturno y Plutón influyen en circunstancias restrictivas provocadas por otras personas, especialmente las mayores, haciendo que la exigencia y la responsabilidad sean requeridas al máximo en tareas pesadas o tediosas. También influye con excesos de carga o de responsabilidad cuando el entorno no apoya ni facilita las cosas. Pueden aparecer problemas con personas de autoridad, o puede ser cuestionada la propia autoridad. Las energías físicas tenderán a decrecer.

Escorpio: El eclipse, conjuntamente con Saturno y Plutón, influye desde un ángulo afín, lo que contribuirá a un estado mental más metódico y disciplinado. Para los escorpianos, la paciencia, la serenidad y la tranquilidad estarán disponibles al momento de atacar algún problema que venga de larga data y, al mismo tiempo, será posible poner en claro alguna situación personal que se encuentre en un estado de confusión. En especial, los nativos del tercer decanato podrán realizar cambios importantes en el entorno, teniendo un punto de vista más profundo y creativo.

Sagitario: El eclipse influirá en lo que atañe a la economía. Deberán ser especialmente cautos durante este período con los gastos. No es favorable comenzar proyectos financieros sino que es momento de conservar lo obtenido. Es tiempo de revalorizar los asuntos monetarios sopesando los “pros y contras” de nuestras acciones y estableciendo nuevas formas de equilibrar nuestra economía en el futuro.

Capricornio: Con el eclipse, los capricornianos pueden vivir experiencias que no siempre serán agradables en virtud de hechos pasados. También podrán existir demoras y retrasos, y la necesidad de hacer esfuerzos extra. Saturno exige orden y organización. Los efectos molestos de Saturno se pueden traducir también en enfriamientos o en sentir menos vitalidad. En este caso, tendrán que atender asuntos relacionados con la alimentación, por su signo opuesto Cáncer. Plutón conjunto al Sol, transitando por el último decanato, nos marca tiempos de transformación profunda donde el medio ambiente los obliga a poner de manifiesto todas las energías en busca de un propósito determinado. Son potentes energías que, bien canalizadas, rendirán poderosos frutos; pero mal encauzadas pueden generar alguna clase de peligro.

Acuario: El eclipse puede traer para los nativos del signo contenidos asociados a todo aquello que no les es posible ver o distinguir: desde los boicots hasta las deudas, pueden pasar por un período con tendencia al encierro, al aislamiento y hasta pueden aparecer algunos enemigos. Todo eso se equilibra con una sana y organizada conducta y como, durante los eclipses es muy factible equivocarse, no es aconsejable iniciar nada ni tampoco tomar decisiones de ningún tipo en las horas precedentes ni posteriores.

Piscis: El eclipse influye desde un ángulo armónico, mostrando que poco a poco se podrán resolver viejos problemas y se volverá más accesible el camino hacia una existencia confortable. Los piscianos cuentan con un apoyo planetario sólido que significará la posibilidad de hacer notables y firmes avances. Se facilitarán aquellas iniciativas relacionadas con tareas a largo plazo.

Fuente: Clarin

También te puede interesar...

Es obligatorio informar en sucursal la tasa de plazo fijo web

El Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) estableció a través de ...

El Servicio Meteorológico nacional lanzo un alerta para la provincia

De acuerdo al informe emitido esta mañana por el Servicio Meteorológico nacional, habrá vientos ...

Invitan a participar de «Clásicos y taller de títeres»

La Boutique del Libro organiza una nueva actividad para los niños y las niñas. ...